Tu Radio
Audio en Vivo

¿Por qué no ha funcionado la ciclo ruta en Ibagué?

Redacción: Juan Sebastián Cañón

Ciclo Rutas: el tan anhelado sueño de los ibaguereños, considerado en todas y cada una de las alcaldías anteriores, pero, sin ningún tipo de materialización: ni en diseños, ni en construcción.  Obtuvimos primero el puente del Topacio y la mitad del panóptico, que apropósito, quedó mal construido.

Los ruegos fueron escuchados por el alcalde Guillermo “memo” Alfonso Jaramillo, y su equipo de trabajo, quienes hace unas semanas iniciaron un proyecto, tipo prototipo, para la realización de una ciclo ruta eficiente para los amantes del deporte.

La avenida Ambalá fue el lugar escogido para hacer las pruebas de esta primera fase del proyecto, pintando una línea de color blanca al costado derecho de la misma para demarcar el espacio que tendrían los ciclistas.

Pero como en esta ciudad, no todo es del color de los ocobos, una vez más hemos demostrado que nos falta mucha, demasiada cultura ciudadana para acoplarnos a nuevas reglas.

Conductores que parquean sus carros en la zona demarcada, dueños de negocios aledaños que sin ningún tipo de respeto colocan sus pancartas publicitarias, así como conductores “Toretto” que adelantan a toda velocidad por el carril habilitado PARA CICLAS. Es como si no se entendiera que es una ciclo ruta, no un parqueadero, ni un espacio para clasificados empresariales y mucho menos una pista de velocidad.

Otro problema es que al estar ubicada al lado derecho, las busetas invaden constantemente el carril para dejar y recoger pasajeros.

Sin embargo no toda la culpa está en la ciudadanía, también parte de ella es compartida con el diseño que utilizaron para su ejecución:

1. La línea divisora solamente es una triste raya blanca pintada en el cemento de la vía, por lo cual NADA ni NADIE, respeta. Deberían ser instalados bloques divisorios mucho más grandes y difíciles de sobrepasar.

2. La ciclo ruta fue ubicada al costado derecho de la vía, lugar donde se parquean carros debido a los negocios ubicados a lo largo de la avenida. Debió ser situada al lado izquierdo, cerca al separador, aunque allí el problema sería los giros a la izquierda. Habría que confiar en que los conductores respetarán a los ciclistas y demostrarán “inteligencia vial” guiño, guiño.

De hecho, uno de los problemas más grandes que tiene el proyecto es la capacidad tan limitada de espacio que tienen las vías ibaguereñas, porque seamos sinceros, nuestra avenida más grande se tapona con un par de busetas, un camión y tres automóviles. Reducir el espacio de la calzada, ayudaría a empeorar los trancones en las horas pico. Y ya me imagino a los motos usando la ciclo ruta como vía alterna para adelantar a los carros.

La inseguridad de la ciudad es otro de los enemigos acérrimos de la ciclo ruta, los amigos de lo ajeno podrían aprovechar el espacio para hacerse una que otra “liguita” diaria. La policía tendrá que jugar un papel importante para garantizar a los ciclistas que no tendrán percances en su trayecto. Y claro, que no se roben las bicicletas públicas, como lo ocurrido en el Centro Comercial La Estación. ¡No sean mugres!

El proyecto es necesario y supremamente importante para que Ibagué de un paso más adelante, porque no somos una de las ciudades más avanzadas del país. Todo está en manos de la creatividad de los ejecutores de la ciclo ruta, el dinero disponible, porque con poco presupuesto se pueden hacer grandes cosas, sólo es cuestión de percepción, y del compromiso de la ciudadanía para respetar este espacio y utilizarlo de la mejor manera.

La ciudadanía debe aprender a movilizarse de vez en cuando en bicicleta, Ibagué es una ciudad pequeña, que permite ir de casa a varios puntos de interés en la comodidad de nuestro amigo “pedal”, y disfrutar la hermosura de los paisajes llenos de árboles que ofrece la ciudad. Quizá de esa manera se reduzca un poco la cantidad de vehículos circulantes, los gases contaminantes y el represamiento vehicular, para convertirnos en una ciudad deportiva, con menos enfermedades y sendentarismo. 

Ojalá en la fase número 2 del proyecto se corrijan los errores y se implemente la ciclo ruta que quedará fija al servicio de los ibaguereños. Con el tiempo, sería bueno que la ciclo ruta se conectara con la vía a Juntas- Cañón del Combeima, trayecto muy utilizado por los amantes del deporte. Pero bueno, eso ya es harina de otro costal. Veremos cómo funciona primero dentro de la ciudad.

logo UT RRUC Comunicación Social Facultad Ciencias
TU RADIO UT
Barrio Santa Helena Parte Alta Tel. (+57) (8) 277 12 12 ext 9753
Ibagué - Tolima - Colombia Todos los Derechos Reservados 2017®
Eres el Visitante #