Tu Radio
Audio en Vivo

¿Qué es el plebiscito Por la Paz?

Por: Felipe Rivera.

El pasado 18 de Julio, la Corte Constitucional dio vía libre al Plebiscito por la Paz, mecanismo de refrendación de lo acordado con las Farc y el Gobierno en la mesa de paz de La Habana; pero sabe usted ¿qué es el plebiscito y el alcance que tiene para los acuerdos que se llevan a cabo?.

José David Copete, docente y Director del Programa de Ciencia Política de la Universidad del Tolima, explica sobre esta iniciativa que ha propuesto el presidente de la República, Juan Manuel Santos.  

¿Qué es plebiscito?

D.C: El Plebiscito es un mecanismo de participación ciudadana. Es uno de los tantos mecanismos que contempla la Constitución del 91.

Pone a consideración del pueblo o la ciudadanía asuntos propuestos desde el ejecutivo; asunto de decisiones que quisieran que se tomaran. Son decisiones que no tienen que pasar por el Congreso de la República.

El plebiscito se diferencia de otros mecanismos de participación en aspectos como: 

1) No se refiere a una norma, sino a una decisión del Ejecutivo.

2) La formulación de la pregunta es cerrada (Sí o No). 

3) Los temas contemplados en el Plebiscito, no serán: estado de excepción, ejercicio de los poderes, periodos presidenciales ni modificaciones a la Constitución. 

¿Cómo se realiza un plebiscito?

D.C: Es el Ejecutivo quien lo propone, lo lleva al Congreso que da sus debates; si dado un tiempo no se toma una decisión, el Presidente lo puede convocar.

El plebiscito debe tener un contenido específico, unas decisiones que se deben tomar y se pone a consideración del pueblo con elección al voto. 

¿Qué se espera con el Plebiscito por la Paz que convocará el presidente Juan Manuel Santos?

D.C: El presidente entre sus potestades está la de generar acuerdos con actores armados y que esos acuerdos  tendrían decisiones que él estaría en capacidad de sellar como representante de la institucional colombiana, pero el plebiscito lo que busca de una u otra manera es que las decisiones a que se lleguen derivadas del diálogo con las Farc para superar el conflicto armado, sean legítimas para gran parte de la ciudadanía, es decir, que no sea una decisión del Presidente, sino que una decisión de la ciudadanía que apoya no solo el diálogo, sino los frutos de ese diálogo.

El plebiscito tiene el objetivo precisamente de demostrar que si bien hay cierta oposición, es una cuestión legítima para muchos sectores, no para el Presidente.

El plebiscito tiene esa potestad de decir que no es una cuestión de X o Y persona, sino es un sentir de la ciudadanía respaldar las decisiones, las dinámicas que se desprendan de ese diálogo.

¿Quiénes pueden y quienes no pueden participar en este plebiscito?

D.C: Pueden votar las personas que estén habilitadas en el censo electoral, pero ¿quiénes no pueden votar en el plebiscito? la participación en política cuando la hacen los funcionarios públicos en ejercicio de su cargo es complicada, obviamente el funcionario público tiene acceso a información, una investidura que no tienen los demás. Utilizar esos recursos, esa investidura, esa influencia para promover una inclinación de la población para una u otra decisión  es complicada. Entonces, los funcionarios públicos como en la demás elecciones, la idea es que no participen en política promoviendo o persuadiendo a población para que tome una decisión.

La oposición desde los partidos políticos pueden promover el Sí o el No a la decisión que ellos tengan desde las plataformas ideológicas y programáticas le permitan, pero el problema es en el ejercicio de la función pública que tenga.

¿Cuántos votos se necesitan para que gane el Sí?

D.C: Uno de los puntos más complejos ha sido el del umbral (El umbral es el número de votos mínimo para que el Sí o el No tenga poder de decisión en el plebiscito). Ya por discusiones  en el Congreso, se logró reducir el umbral a un trece por ciento (13%) del censo electoral. El trece por ciento (13%) sería para que la decisión que se tome allí sea la que valga, sea el Sí o el No.  (El trece por ciento equivale a 4'387.118 de votos)

hay otras posiciones que dicen que como el plebiscito es para la paz, no tienen que existir umbrales porque la paz es un derecho.Eso no está definido al igual que el contenido mismo de los acuerdos, porque el Plebiscito va ser Sí o No, pero ¿el Sí va implicar qué? Y eso no está claro porque el acuerdo final no se ha firmado entre las dos partes y ese es el que da contenido real a las decisiones que se van a tomar ese día.

¿Qué pasa si llegara a ganar el No?

D.C: El punto complejo es que el Plebiscito se hace para que lo que se acuerde en La Habana se apruebe por parte en la sociedad colombiana. Si resulta que no, eso implicaría un voto de desconfianza respecto a lo que se negoció en la Habana y los acuerdos a que llegaron los actores. Las Farc ya  han dicho que si gana el No, ellos no se devuelven a la guerra, eso implica que entraría una fase de redefinición de acuerdo según lo propuesto por la Farc.

El presidente Santos ha sido muy reiterativo en que si gana el No, volvemos a la guerra, la inseguridad.

Desde perspectivas como la del Centro Democrático y la del Partido Conservador, al ganar el  No, se evidenciaría que la población también está en desacuerdo con lo propuesto por el presidente.Por otro lado habrán  actores que dicen que el  acuerdo no sirve y que hay que volver a la guerra contra las Farc o simplemente proponen que el único diálogo con la guerrilla  es solamente el desarme, rendición y entrega de armas.

¿Es obligatorio que el  gobierno dé cumplimiento al resultado que arroje el plebiscito?

D.C: Sí, claro, cuando es válido. Por eso la definición del umbral es importante, ya que es vinculante.

David Copete
logo UT RRUC Comunicación Social Facultad Ciencias
TU RADIO UT
Barrio Santa Helena Parte Alta Tel. (+57) (8) 277 12 12 ext 9753
Ibagué - Tolima - Colombia Todos los Derechos Reservados 2017®
Eres el Visitante #